Este sitio web utiliza 'cookies' para mejorar su experiencia de navegación. Si sigue navegando entendemos que las acepta.

Aceptar Más Información

DOSSIER - EL PROYECTO POLÍTICO PARA LA CIENCIA

El proyecto político para la ciencia

Redacción SEBBM

SEBBM ha querido pulsar la opinión y las propuestas de los partidos políticos españoles ante la inminencia de la convocatoria de elecciones generales al Senado y al Congreso de los Diputados. Siguiendo una tradición que se remonta a convocatorias previas, se ha buscado no tanto el análisis y diagnóstico del sistema sino la expresión de un futuro posible a partir del programa de las distintas formaciones.

E
l sistema español de ciencia, tecnología e innovación está sometido, como no podía ser de otra manera, a los avatares de la profunda crisis económica que padece España desde al menos 2008. Siete larguísimos años que han acabado haciendo mella en todos y cada uno de los componentes de un sistema que, a fuer de ser sinceros, sobrevive y sigue expresando fortalezas pese a su fragilidad tradicional.

Desde la Revista SEBBM se ha querido pulsar la opinión y las propuestas de los partidos políticos españoles ante la inminencia de la convocatoria de elecciones generales al Senado y al Congreso de los Diputados. La voluntad del editor, siguiendo una tradición que se remonta a convocatorias previas, no es tanto el análisis y diagnóstico del sistema, como la expresión de un futuro posible a partir del programa de las distintas formaciones.

En el dossier que sigue a estas páginas, por tanto, no se trata en absoluto de describir el sistema de ciencia, tecnología e innovación español. Voces autorizadas de las más diversas tendencias lo han venido haciendo desde hace años en estas mismas páginas con acierto por lo que esta, muy probablemente, sea una tarea más que resuelta y sobre la que existe un cierto acuerdo: se conocen los males, las debilidades y el alcance de los aspectos más problemáticos.

Conociendo lo que no funciona y existiendo un acuerdo generalizado sobre los puntos en los que conviene incidir, merece la pena descubrir qué acciones serían las más adecuadas o cuáles las más perentorias en el tiempo. Los efectos de la crisis económica introducen, en este sentido, nuevas variables a la ecuación.

Como es bien sabido, en algunos casos la crisis ha tenido efectos devastadores. Sobre la propia financiación del sistema, que ha retrocedido prácticamente un decenio en términos de porcentaje del PIB; en acceso a la financiación de proyectos; en oportunidades para investigadores posdoctorales o incluso científicos sénior; en la operativa de grandes instalaciones científico-técnicas; o en un largo etcétera de elementos clave para el sistema que se han visto afectados en mayor o menor medida.

La inminencia de la convocatoria de elecciones generales y la particular coyuntura nos brinda, pues, la oportunidad de preguntar a los que serán nuestros representantes sobre la oportunidad de incidir en los aspectos antes citados.

Así que convocamos a los partidos políticos, los que cuentan con la representación parlamentaria mayoritaria y aquellos a los que las encuestas les atribuyen una presencia importante en forma de escaños, a que se manifestaran en este sentido.

Se pretendió huir de los tópicos más manidos para evitar respuestas igualmente tópicas entresacadas de las generalidades de los programas electorales. El cuestionario así definido, con una veintena de preguntas concretas que obligaban a una mayor precisión en las respuestas, se mandó a siete formaciones: al Partido Popular, por su condición de partido gobernante y responsable de la política científica de estos últimos cuatro años; al Partido Socialista Obrero Español, principal formación en la oposición y parte especialmente interesada por cuanto fueron sus propuestas las que abrían la acción de gobierno del nuevo gabinete surgido de las anteriores elecciones; a Izquierda Unida, por su capacidad de influir en ámbitos concretos y representar un porcentaje importante de población; al Partido Nacionalista Vasco y a Convergència i Unió (ahora Convergència Democràtica de Catalunya) por el impacto de sus políticas respectivas en sus territorios de origen y su importante representación parlamentaria; y por último a los emergentes Podemos y Ciudadanos, a los que todas las encuestas sin excepción otorgan representación en el próximo Parlamento.

«En conjunto, y a falta del juicio de cada lector, la nota que se propone para las formaciones políticas se mueve entre el aprobado justo y el suspenso.»
La selección de preguntas toma como punto de partida aspectos concretos relacionados con la financiación y la organización del sistema; la problemática de los muchos investigadores que han visto cercenadas sus opciones de continuar con su carrera profesional en España; la inversión y la oportunidad de las grandes instalaciones científicas y la expansión de la marca ‘Severo Ochoa’ de excelencia científica; la especialización de las universidades; y cómo mejorar los indicadores en innovación, hoy por hoy el pariente pobre del sistema español.

Del total de siete, solo cuatro formaciones políticas respondieron a la encuesta: PP, PSOE, CDC y Podemos. El contenido de las respuestas, al que se invita a sumarse el lector, es ampliamente analizado en este dossier, así como también se hace un esfuerzo por considerar el sentido de las muchas preguntas que quedaron en el tintero y el significado que desde la redacción de SEBBM se atribuye a la no participación.

De modo general, de las respuestas del PP se infiere un ánimo continuista con la política desarrollada en esta legislatura que toca a su fin que, quiérase o no, ha estado marcada por los recortes en ciencia y una acción muy limitada en cuanto a iniciativas políticas de calado. En especial, en cuanto se refiere al despliegue reglamentario de la Ley de la Ciencia de 2011, aprobada por un amplísimo consenso a finales de la anterior legislatura; y sobre todo por la incumplida promesa de poner en marcha la anhelada Agencia Estatal de Investigación, pospuesta sistemáticamente tras ser anunciada en repetidas ocasiones.

El PSOE, por su parte, apenas aporta nada nuevo a lo ya conocido. Reconoce la necesidad de incrementar los presupuestos destinados al sistema y propone un plan de choque en tres años para intentar recuperar al máximo número de científicos que actualmente desempeñan su labor en centros e instituciones de otros países.

CDC, más que respuestas, incorpora comentarios de carácter general en los que trata de evidenciar el papel protagonista que afirma tener reservado al sistema de ciencia español. Enfatiza, en cualquier caso, en un mayor aprovechamiento de recursos europeos y destaca ser el único en haber aportado iniciativas parlamentarias en el ámbito de la Ley de Mecenazgo, que sigue pendiente de debate pese a la reclamación cada vez más clara de la comunidad científica.

Podemos, finalmente, aborda todos y cada uno de los temas planteados con conocimiento de causa. Sin descartar ninguna de las cuestiones planteadas en forma de eventual propuesta, queda clara su voluntad de darle mayor protagonismo al sistema pero deteniéndose para repensar los puntos críticos y actuar en consecuencia.

En conjunto, sin embargo, y a falta del juicio de cada lector, la nota que se propone para las formaciones políticas se mueve entre el aprobado justo y el suspenso. Las razones de esta pobre calificación son el manifiesto desinterés detectado tanto para el contenido global que ofrecen los partidos como en el hecho de declinar su participación con argumentos peregrinos.

«El ya viejo debate sobre qué modelo de economía se quiere para España no está resuelto.»
El desinterés, como argumentamos en nuestros análisis, tal vez tenga que ver con el ya viejo debate sobre qué modelo de economía se quiere para España. Es un debate no resuelto y que viene arrastrándose desde al menos la mitad de la década de los ochenta del siglo pasado y que resurge periódicamente.

La pregunta de fondo es, y por lo que parece seguirá siendo, si España pretende crecer a costa del turismo y la construcción, modelos frágiles y sobre los que apenas se puede incidir en un mundo ya globalizado, o se apuesta por el conocimiento y una industria dotada de valor añadido. Años atrás, cuando el fenómeno de la globalización era inexistente, la pregunta se trasladaba al sector industrial, que finalmente tuvo que acometer una renovación forzosa tras años de anquilosamiento.

Pese a las buenas intenciones que declaran todos y cada uno de los partidos políticos, desde los que tienen o han tenido responsabilidad de gobierno hasta los que pueden influir desde su ámbito territorial, los hechos hablan por sí solos. En términos de innovación, el verdadero pivote que informa de la competitividad de un país, España ocupa un decepcionante puesto número 40 a escala mundial según las clasificaciones más reconocidas. La clasificación es aún más sangrante si cabe si se considera desde Europa: la innovación española ocupa la posición número 19.

Si se pretende que España gane competitividad a través de su capacidad de generar productos o servicios con valor añadido, y de este modo competir entre los ‘grandes’ y no depender de decisiones ajenas, está claro que el camino recorrido hasta la fecha es insuficiente. Salvo excepciones, que las hay y que son de muy alto nivel, podría decirse que las políticas científicas que nos atañen como país se mueven, como las repuestas a nuestro cuestionario, en la medianía. Al juicio del lector remitimos si lo expresado y la realidad concuerdan.
 leones; elecciones
viagra.com coupons allied.edu viagra.com coupon
teenage pregnancy blogs.visendo.de abortion advice
non surgical abortion where can you get an abortion partial birth abortion video
abortion quotes zygonie.com free abortion clinics in chicago
doxycycline doxycycline doxycycline
progesterone progesterone progesterone
bystolic discount coupon link bystolic coupon card
bystolic generic name bystolic copay savings card bystolic coupon mckesson
cialis dosage options for periodic use cialis dosage side effects cialis dosage and timing
cialis dosage when cialis dose vs cialis dosing compared
type 2 diabetes symbol type 2 diabetes and sexuality what is type 2 diabetes
diabetes mellitus treatment diabetes sexuality male cialis 5mg dosage
viagra online deutschland erectiepillen kopen viagra rezeptfrei kaufen
where buy viagra online viagra for sale uk how to buy viagra online without

Redacción SEBBM

NEWSLETTER

¿Quieres recibir la revista en tu email?

Clica AQUI para ver nuestra ÚLTIMA NEWSLETTER

EN ESTE NÚMERO

Hacia la buena praxis en la investigación: honestidad, objetividad e imparcialidad

FORMATO IMPRIMIBLE

¿Quieres imprimir artículos? Puedes descargar la revista en pdf

Número 186 -


Publicidad